Un inventario de mi vida: PowerPaola sobre la adaptación cinematográfica de su novela gráfica Virus Tropical

By | 25 August, 2020

[Click here for English]

PowerPaola es una artista, historietista, y escritora ecuato-colombiana. Su autobiografía gráfica, Virus Tropical (2011), se convirtió en una película animada dirigida por Santiago Caicedo en 2017. Desde entonces, esta película original y visualmente impresionante ha ganado varios premios en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente y un Premio del Público en South by Southwest. Lee nuestra reseña de Virus Tropical (2017) aquí en inglés.

Platicamos un poco con PowerPaola para que nos contara sobre el éxito de la peli, el proceso de adaptar una novela gráfica para el cine, y las historietas que más la han inspirado.

Sé que tus experiencias han sido fuente de inspiración para otros libros, sin embargo, me pregunto qué ha significado específicamente el reflexionar sobre tu infancia, el convertir tu propia niñez en arte y transformarla en una historia.

Yo creo que la infancia es un lugar a donde todos volvemos de alguna u otra manera. Es donde aprendimos todo, donde conocimos el mundo por primera vez, uno lo revisita para entender de donde vino, para entender los vínculos, los afectos y los patrones emocionales.

No sé si siempre lo pensé, pero si era una narración a la que volvíamos con mi hermana, me imagino que para entender quiénes éramos. Fantaseábamos que la historia de nuestra familia podía ser una película y que Almodóvar podría ser el director, con su estética y una estética ecuatoriana y colombiana.

¿Qué novelas gráficas o historietas te inspiraron e influyeron al inicio de tu carrera como artista, y qué fue lo que te atrajo de esos medios? ¿Eras fan de los cómics o de las caricaturas cuando eras niña?

Siempre me atrajeron las historietas poco convencionales, que su dibujo me contara algo más, algo particular y único en esa manera de dibujar. Me inspiraron muchas historietas, sobre todo de mujeres.

La revista que publicaban Aline Kominsky y Diane Noomin, New York Diary de Julie Doucet – de hecho hay una viñeta de Virus Tropical que es un guiño a una viñeta de ella. Persépolis de Marjane Satrapi obviamente. Los cómics de Mark Beyer. Cuando era niña leía las tiras que salían en el diario, Calvin y Hobbes era mi favorita. La que era más fan de los cómics era mi hermana Patty. Leía todo el día, tenía cajas llenas de cómics.

Leí que tuviste que hacer 5,000 dibujos adicionales para la película, y quería saber más sobre qué requiere adaptar una historia estática y en segunda dimensión a un formato dinámico.

No fueron dibujos adicionales. Dibujé todo de vuelta, queríamos que fuera otra cosa. Además es otro proceso. Hay que dibujarlo todo por separado, como un inventario de mi vida. Los personajes por ejemplo, los dibujé y luego los animadores los vectorizaron y transformaron. Dibujé montañas, árboles, extras, pisos, arquitectura, objetos, de todo.

Todo fue nuevo. Había hecho un corto antes con Santiago Caicedo con la misma técnica y equipo, pero esto fue un desafío enorme.

En mi trabajo en general yo decido todo sola, yo soy mi secretaria, contadora y community manager y dibujante. En la película yo solo tenía que dibujar y dibujar y dibujar. Fueron 5 años de trabajo.

Algo que me impactó mucho de Virus Tropical fue la cantidad de detalle que hay en cada toma, además de lo energético que es su estilo de animación. Sentí que destacaba mucho la estética original de la novela. ¿Qué oportunidades te dio el cine que no te da una libreta?

Me encantó trabajar en equipo, trabajar en otra dimensión. Conocer gente, disfrutar de un gran desafío entre varixs, fue como un juego a gran escala.

¿Tienes algún detalle favorito que hayas incluido en la película? Me gustó tratar de ver qué libros tenía tu familia en sus libreros, por ejemplo…

Me gusta mucho la biblioteca de mi casa, ahí se pueden ver todas las referencias de mi infancia que un poco las veo en mi dibujo. La casa de las Barbies también disfruté mucho de hacerla, y varias cosas que no están.

Hay gente en la peli de ese presente en el que la dibujé, amigxs, gente que nos ayudó a financiar la peli. Me gusta eso, que haya sido hecha entre mucha gente.

¿Cuánto te involucraste en el proceso de seleccionar y dirigir a los actores de voz, o en el diseño del soundtrack?

Mi trabajo solo fue dibujar. La idea y visión del proyecto fue de Santiago Caicedo, él fue el que se encargó de casi todo. Yo solo dibujé.

Santiago se encargó del casting en Colombia y en Ecuador para encontrar las voces, fue un proceso enorme, además también capturó sonidos de ambientes, de pájaros y demás de la zona. Enrique Lozano, que es dramaturgo, guionista de la película y mi ex esposo, también estuvo involucrado. La voz más impresionante para mi es la de Diego León Hoyos, primero porque es un gran actor y segundo porque la voz es idéntica a la de mi padre.

¿Cómo fue trabajar en un equipo para el montaje de una película y, especialmente, para una película tan personal?

Santiago desde el principio quiso ser muy respetuoso con la historia y mi familia. Enrique Lozano que fue el que hizo el guión en base al libro también capturó la esencia del libro y sobretodo fue ideal que haya sido él porque conocía de primera mano mi entorno. Como el equipo central es un equipo de amigos, había mucha confianza en que lo iban a hacer lo mejor posible.

¿Qué te ha parecido la recepción de la película hasta ahora? ¿Hasta qué punto ha cambiado tu vida o tus planes ese éxito?

Para mi ha sido impresionante la recepción de la película. Ha estado en muchos festivales, ha ganado varios premios y durante 3 años no paré de viajar acompañando a la película. Nunca me imaginé que sería así. Para mi fue un proyecto amateur con unos amigos que se volvió más grande de lo que nos lo imaginábamos. Mi vida ha cambiado. Quedé un poco afectada con tanta exposición y movimiento. Ahora estoy tratando de ir más lento y a una escala menor. Con ganas de seguir haciendo proyectos distintos. Y bueno, en medio de este contexto, de alguna manera agradezco haber parado un poco.

¿Te quedaste con ganas de hacer más proyectos audiovisuales?

Me gustaría, pero con el mismo equipo y con la misma libertad. Si no, no me interesa. Es demasiado esfuerzo como para no divertirse en el proceso.

¿Qué opinaron tus papás y tus hermanas de su representación en la novela y la película?

Les gustó mucho, se les movieron cosas por dentro también.

¿Cómo han cambiado tus planes o tu forma de trabajar con el encierro? ¿Has encontrado inspiración en el confinamiento y en el ambiente del presente?

Sí, he terminado un par de libros que llevaba casi 4 años en proceso y estoy trabajando con Barbi Recanati en un libro sobre mujeres rockeras. Mi vida no ha cambiado mucho, siempre trabajé en el encierro o en salas de espera. Vivía un poco en cuarentena, me doy cuenta.

¿Hay alguna novela gráfica latinoamericana que hayas disfrutado recientemente y que nos puedas recomendar?

No se si llamarlas novelas gráficas, ese término a veces es confuso. A mi me gustan las historietas o los libros que jueguen con el texto y la imagen. Me gustaron algunxs como: El Gran Espíritu de Tomás Olivos, Squish de Muriel Bellini, Gira de Pizzerías de Camila Torre Notari y Cotillón de Jazmín Varela.

Virus Tropical (película) está disponible en MUBI. El libro está disponible en Amazon.


Follow Sounds and Colours: Facebook / Twitter / Instagram / Mixcloud / Soundcloud / Bandcamp

Subscribe to the Sounds and Colours Newsletter for regular updates, news and competitions bringing the best of Latin American culture direct to your Inbox.

Share: